Seguidores

07 septiembre 2009

West Side Story

Era lo suficientemente pequeño para que ahora no logre recordar que edad tenia entonces, y lo suficiente mayor para no creerme pequeño.
Pero la verdad es que decir a que edad fui acompañado de mis padres, unos amigos de ellos y su hija Ana a ver West Side Story al teatro Principal, seria demasiado arriesgado.

Sabia que no me iba a gustar desde el primer momento, el teatro era algo que no tenia nada que ver conmigo, era algo lejano y distante. Era algo que no entendia. Seria tios fuertes moviendose en el escenario de manera ridicula y palabras que no entenderia, creo que esa era la idea que llevaba.

En ningun momento oi la palabra Musical, algo que ahora parece va unido a la palabra de teatro-espectaculo. Y es una formula que se agotara pronto, al menos la de verdadera calidad. Ahora surge teatro musical de debajo de las piedras con obras cada vez mas inverosimiles.

Pero fui, a regarñadientes y posiblemente cogido de la mano de mi madre e igual de posible fue que me sente al lado de Ana, una historia que mas adelante acabaria en tragedia.

El musical comenzó y terminó, y yo solo recuerdo dos cosas. La primera que sali fascinado y la segunda , la escena de Tony recogiendo cajas, unas cajas rojas y preciosas, subiendolas de arriba a abajo, ordenandolas, perfectas.

Ahora ya sé que aquella escena es la previa a la de Could Be...Who knows y ahora practicamente me se a la perfeccion el orden de la obra ,sus personajes y sus giros.
Sus guiños a Romeo y Julieta y su final distinto. Como diria Natalie en Beautiful Girls... en version dislexica.


Ahora mas de 10 años despues de acudir a aquel espectaculo que me cautivó , tengo la responsabilidad de hacer honor a mis horas "perdidas" delante del televisor viendo la primera escena de la pelicula sobrevolando Manhattan. Un DVD que debia estar quemado de las veces que la puse solo en partes, a trozos.


A veces siento que tengo una cuenta pendiente con mis padres y sobretodo conmigo mismo, siempre me quede en el que pudo ser y pocas veces he llegado a ser.

Han sido tantas cosas a medias, tantas... Este pequeño paso y humilde debe quedar perfecto y fascinar y sorprender, no debe quedarse en las bambalinas de un espectaculo teatral aficionado porque en absoluto lo será.

Otros a los 24 ya pisaron otras grandes escenas. Y otros aun andaban como yo , dando tumbos, buscando un lugar.

No pienso dejar nada a la improvisación. Las mejores cosas salen cuando se hacen de corazon y de corazon he hecho mis mejores cosas.
Aquellas que hice sin miedo y sin malas ideas.

Todo vuelve se empeña Elena en decir. Y que razon tiene. Todo vuelve, y para mi y de manera premeditada este West Side Story que estoy seguro calara hondo en el fondo de nuestros corazones.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. se te ha comido la mano el perro
    AI
    la lengua el gato
    AI

    ResponderEliminar
  3. ai
    ..algo q se compra con un euro.
    emmmmmmmm, solo voy a decir una palabra..bueno q en relaidad son dos:
    pan deorino.
    te wido.

    ResponderEliminar