Seguidores

25 julio 2010

el dia que no pueda más

Y ahi estuvimos,
una vez mas en la carretera.

El coche quemaba y zumbaba
carretera abajo,
las montañas no tenian prisa,
y la lluvia arreciaba aquella tarde de verano.


Los compañeros de viaje,
se habían quedado anclados
en unos años
que prometieron ser mejores.


El deseo insaciable,
el inconformismo,
ahora son un arma
de doble filo.

creces,
sufres,
descubres,
sufres.

Levantarse y andar,
es algo que sólo sirve
en teoría.
La unica certeza
es sufrir y morir.

¿Dónde hallaremos
esa verdad absoluta?

Carretera abajo
sólo tienes infimo y fugaz.
Y mas alla del camino
solo ves un sol calentando
los mismos arboles.


Tengo miedo,
tanto que es indescriptible,
y recuerdo
a la mujer de Manolo
llorar desconsolada,
y a pesar de lo que muchos rogarian,
yo no me cambiaria por ella,
por nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario