Seguidores

25 julio 2010

ile de nantes

Tiemblan los puentes que llegan
a la ile de Nantes.

Y me recibieron sonambulas
la Gare du Nord,
la Gare du Lyon y la triste
Paris-Gallieni.

No olvido el fuet
en el metro de Orly.
Ni tampoco esa cerveza
de abre-fácil.

Rue des Carmes siempre
será nuestra casa.
Al menos asi lo siento.
Y el banquito de Mouffetard
con el colegio al lado.


Odio hablar como si
algo de Paris supiera.
Pero ahora entiendo
a Casablanca.

Somos un punto mas,
una luz al final del camino,
un sueño triste que se apaga
como la ciudad eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario