Seguidores

07 septiembre 2010

miles davis

Es curioso las cosas que uno recuerda,
como si fueran historias pasadas,
y tu me confesaste tantos años
mas tarde,
que era el chico de una frase por linea.

Volver a empezar
y ver Gijón desde una mirilla,
y escuchar Summertime
como si tuviera de nuevo catorce años.

Y el pedrazo que me diste en la piramide,
y la cicatriz que me queda de aquello.
Esa es de las que no duele.
No como la de mi corazon
quebrado por el paso de los años.


Siempre he vivido como si no existiera
un mañana, siempre. Y si me preguntas
donde me veo dentro de 10 años
no veo absolutamente nada.
Un nada que da miedo.
Demasiado miedo.

Mi mirada se nubla de
manera demasiado literal,
el mundo da vueltas
y parece que nada se detiene.

Las estrellas me acojonan.
El trafico, las noticias de la tele.
Me da miedo la insensibilidad con
que se mueve todo.

Me da miedo odiarte
de esta manera tan insana.
Y recordar que aquellos
paseos en moto
pudieron llegar mas lejos.

No me puedo esconder,
no puedo,
la gente es demasiada buena
disimulando y yo no lo entiendo.

Deberiamos quedar un dia
todos para chillar
abrazarnos y llorar juntos.
Confesarnos que no
entendemos nada
y que estar aqui
y ahora
es injusto
e inhumano.
Menuda ironia.

6 comentarios:

  1. Deberiamos quedar un dia
    todos para chillar
    abrazarnos y llorar juntos.
    Confesarnos que no
    entendemos nada
    y que estar aqui
    y ahora
    es injusto
    e inhumano.
    Menuda ironia.


    todos queremos hacerlo, que no entendemos nada, pero nos lo callamos, esto , me recuerda a la elegancia del erizo, un buen libro, que tiene un capitulo dedicado a eso.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Siendo sincera, no puedo acercarme a ninguna definición, como si fuera un prospecto de un fármaco, de tal sentimiento... Pero creo que sirve para justificar los gritos, los abrazos y las lágrimas, desde luego. O tal vez me equivoco y esas sean las contraindicaciones... No me hagas caso, yo sólo sé que no sé nada.

    ResponderEliminar
  4. Ufff, me siento identificada con ese poema...


    Es bello.



    De verdad, si lo escribiste tú, felicitaciones...



    Me encantaría publicarlo en mi blog si se puede, obviamente con los honores correspondientes.


    Un saludo, ya sabrás más de mí.

    ResponderEliminar
  5. ironias de la vida adulta...

    cambiar, no poder gritar. Yo quiero gritar.

    ResponderEliminar