Seguidores

13 septiembre 2010

Nuevos tiempos

Me despierto, desayuno,
me lavo los dientes,
me miro en el espejo,
me toco la barba,
me asomo a la ventana,
miro afuera. Los letreros
de siempre. Los mismo coches.
El mismo ruido de autobus
arrancando, la misma señora
llegando tarde.
Noto mi suelo frio,
me miro los pies,
enfilo el pasillo.
Llego a mi armario.
Me apoyo en la ropa,
la toco, la miro y elijo
lo de siempre.
Me desperezo, me estiro,
intento seleccionar
cosas necesarias para el dia
de manera desordenada.
Hace dos años,
una camara de fotos,
Hoy, unos folios en blanco.
Miro la hora,
calculo mentalmente
para llegar exacto.
Me miro de nuevo en el
espejo.
Abro la despensa,
recuerdo aquella cena
terrible que comiste
sin queja.
Sonrio. Te recuerdo.
Deseo cuidarte,
pero tu ni te acuerdas.
Abro la puerta.
Llamo al ascensor,
vuelvo y pongo una musica
a todo volumen.
Suena el din don.
Bajo. Le doy al pedal.
Saludo al portero.
Impecable.
Saco la mano,
levanto las cejas.
Cojo el carril izquierdo,
paro en la gasolinera
de siempre, no tan de paso
de casa, pero la unica
amable del mundo.
Tomo curvas,
me siento bien.
Llego a la rutina,
triste, agazapado,
miro los muros
que eran grises
y ahora son de un
rojo ridículo.
Me doy cuenta,
que aquello es un error.
Hago una llamada,
hago dos. Salgo huyendo
de aquella cárcel.
De nuevo en la carretera.
Des Moines me espera
mas allá de las colinas.
Ojalá. De momento
me conformo
con las únicas calles
que no conozco.
Como solo,
cómo no.
Espero una llamada
que no llega,
un paquete
que tampoco.
Llega tarde.
Lo demas son nuevos
tiempos.
Y los espero ansiosos,
y mañana,
y pasado mañana
por la mañana.
Donde recuerdo realmente
quien soy,
el mismo que una vez fui,
a ese al que no le importan
las imposturas que ahora
me ahogan.
Por fin, sólo bastaba
una fecha para hacerme
despertar.
Puedes llamarlo como
quieras,
pero ahora soy libre
de ti y de mi.
Pero sobre todo
de mi.
Olvidar que ya no es
ayer,
que me llegan
vientos de nuevos
tiempos.

1 comentario:

  1. Lo que no entiendo es como mi cabeza después de todo el daño que me han causado daría lo que fuera por que todo volviera a ser como antes, pasaría un tupido velo y daría todo por que fuera como cuando nos conocimos...
    Es que no se puede entender...

    ResponderEliminar