Seguidores

13 septiembre 2010

vigesimo quinto aniversario

Esperé en el andén,
pero ya no estaba alli
mi abuelo paterno
ni su silbato.

Desde la ventana,
mi abuela,
aún eternamente joven,
cuidaba a un niño
en pañales.

Y el tiempo
era una ilusión.


En una casa de pueblo,
sobre una pared blanca,
un azulejo que rezaba
"quatre cantons".

y un viejo columpio
que antes era verde,
espera a un niño jugando.
sobre el viejo algarrobo.


La mesa camilla
siempre fue el mejor refugio,
en aquellas largas
noches de invierno.

Y las viejas rejas negras,
torcidas y erguidas.
Que hacían de la
pequeña casa un fortin.


Hoy de ti
me he acordado.
De tu pipa,
de tu sabor a tabaco.
De tus bolis bics
negros de tapa negra.

De tu letra inconfundible.
Del dia que me enseñaste
las palabra "usanza" y "antaño".


Hoy es mi vigesimo
quinto aniversario.
Y nunca de ella te hubiera
hablado.

Siento no seguir
el camino que me deje
marcado.
Perdi el sendero de piedras
que me llevaban
de vuelta a casa.

Sabes que no todo son
excusas.
Que alguna injusta
me he llevado.

Pero tu hubieras tenido
alguna palabra sabia,
cualquier gesto
habria bastado.

El andén se nubla,
y el tren ya llega
cargado de maletas,
carritos, paraguas,
y alguna señora
con don aires.


Todos me saludan,
me sonrien y me abrazan.
Y no te equivoques conmigo,
que yo nunca te he olvidado.

Miraba al fondo,
sigiloso y expectante.
Y apenas quedaban
diez desconocidos.

No viajabas en aquel
tren,
y era el ultimo.

La luna me pedia
que volviera a casa.


Y una lluvia insipida
mi infiel compañera
borro el carmin
de los besos
que no me diste.

Chorreando y llorando,
llegue a una casa
vacia,
Victima de un destino
ingrato y
merecido.

Abrí la puerta y
sobre la mesa
sólo
una tenue vela.
que malgastaba
sus ultimas gotas
de cera.

Era mi vigesimo
quinto aniversario,
y tu lo habias olvidado.

Cerré los ojos,
y con manos temblorosas
sople por ultima vez
deseando lo unico
que siempre te he pedido.

No es tanto.
A mi me basta.
Solo esta noche,
pero por favor.

Duerme conmigo

1 comentario:

  1. pues parece que no, pero esa ciudad tiene una vitalidad increíble :)

    ya he vuelto, si, y con muchas ganas de todo :)

    ResponderEliminar