Seguidores

17 octubre 2010

Love Story

Ayer huí,
al retiro que mi abuelo
supo prepararme con mimo.

Al rincón del sofa de sky,
y de mantas de las que dejan bolas.

Sin saberlo, me dejó
legado libros que nunca supe
que querria leer.
Y estaban alli,
curiosos y esperandome.

Casi al final de Love Story,
tuve miedo. Cerre de golpe el libro,
me levante, pasillo arriba,
y vuelta pasillo abajo.

Me calmé y lo abrí de nuevo.
El viento apenas soplaba,
pero un aire frio se colaba
en mis entrañas. Me tapé
de nuevo con la mesa camilla.

Acabé de leer. Cerré los ojos,
y por un instante no tuve miedo.

Jenny Cavallieri y Oliver Barret,
me dieron la respuesta que no
conocía.

La verdad al fin y al cabo,
aplaca el sufrimiento,
libera el alma,
y reaviva el amor muerto.

Por eso, sin miedo,
necesito que sepas.
Que prefiero que
no hagas como que no pasa nada,
ni me odies al leer esto.

Que te haces la despistada,
y me estoy consumiendo,
dime la verdad, puta y suave,
a la cara.


Ten valor una vez más,
para partir un corazón de nuevo.

Mi ancla cayó a destiempo y
sin medida,
y las olas arrecian fuerte,
pero desde la distancia
del mástil atisbo
tu voz a lo lejos
en la calmada orilla,
rogándome que no me marche
pero a la vez que no me acerque
mas, que este allí quieto.

Viendo la vida pasar,
y el amor
y las ganas de besarte
como un lobo de mar
que sólo es aliento,
viento y sal.


Y ahora comprendo
a Dylan,
"la respuesta amigo,
esta flotando en el
viento."

Ven a rescatarme,
grítame desde la orilla
¿No ves que ya no importa?
¿Que sin ti estoy muriendo?.

2 comentarios:

  1. Viendo la vida pasar,
    y el amor
    y las ganas de besarte
    como un lobo de mar
    que sólo es aliento,
    viento y sal.


    Me ha encantado!
    Escribes cosas muy bonitas y, sobre todo, sinceras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Como todo lo que escribes, precioso.

    ResponderEliminar