Seguidores

11 diciembre 2010

Dormirme con el club de los poetas muertos,
despertarme con un zumo de naranja
y escuchando a Ella Fitzgerald,
como cuando tenía 13 años.

Algunas cosas nunca cambian.

4 comentarios:

  1. Tan pequeñito y escuchando Ella Fitzgerald :)

    ResponderEliminar
  2. hay cosas que es mejor que nunca cambien, porque la verdad, El club de los poetas muertos y Ella, valen la pena.

    ResponderEliminar
  3. Cómo dice light my fire,hay cosas que mejor que nunca cambién,y mucho menos esas cosas.

    amo a Ella fitzgerald :*

    ResponderEliminar