Seguidores

14 diciembre 2010

la verdad

No puedo hablar
estoy mudo de pensamientos
de alma de precocidad
inerte e inherente
en un fulgor que hace chas
y brilla y refulge mas alla
de un dolor insípido.

La gente que anda
y sufre y ruge y miente
y folla y hace daño
y mata y vive y reza
y gime y gira a otro lado
para no mirar la verdad
a la cara.

Nantes como un canto
vulgar de mi fragilidad
efimera. Un olor vacio
de soles de verano.
De cocacolas espumosas
y picantes,
de la madera tallada
en el viejo tablero de mi abuelo.

De mis llantos,
mis muecas ante ti,
antes de salir corriendo,
de enterarme
de tus verdades a medias
fría, calculadora,
terriblemente incomoda.
ahora lo sé.


no existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario