Seguidores

16 enero 2011

Cuando es medianamente feliz
se pregunta menos:
¿Y después qué?

Aquel sobrecito de azucar
con frases lapidarias
salvando días grises

No hay comentarios:

Publicar un comentario