Seguidores

24 abril 2011

DE VUELTA A CASA

En un segundo
se puede desvanecer
todo.

El pasado no entiende,
de momentos brillantes,
amaneceres fílmicos.

En mi platea
se abruma la gente,
se agolpa, murmulla.

En el proscenio
suenan tus tacones
pulidos. Y
mas allá de las
bambalinas
suena ese rumor
incómodo.

La vida no es un teatro,
no hay segundas
escenas,
cuando cae el telón.

En un segundo
se puede desvanecer
todo.

Todo se esfuma
después
del aplauso
ya no importa
el pasado,
ni los tropiezos,
ni nuestros bailes

Encima del escenario,
una luz cenital
inunda un vacio
que ya nadie puede
llenar.

Un desvanecimiento
que punza el alma
sin remedio.

Esperando
volver a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario