Seguidores

02 mayo 2011

ENCONTRANDO NUNCA JAMÁS

Cuando todo parece que se tuerce,
y nada se recompone.
Cuando esas cuatro cifras,
quieren decir la hora exacta
de la despedida.

Sabes entonces que no pasa nada,
que despues de la tormenta,
siempre llega la calma,
y encuentras un rescoldo
de paz, en una cala alejada,
donde la gente pesca,
y ríe, y algunos beben.

Donde el sol no cambia
de luz durante horas,
y las piedras blancas,
manchan tus entrañas.

En ese mar azul,
cálido y bravo,
por fin termina abril,
y encuentras,
todas las respuestas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario