Seguidores

12 junio 2011

JANIS JOPLIN

Sé como funcionas,
y no lo sé porque sea un adivino
o haga conjeturas absurdas e infames,
lo sé porque funcionas igual
que yo, igual que todos.

Tus gestos te delatan,
te delatan tus improvisaciones milimetradas,
te delatan mis caídas, y ese dolor
que ignoras.

No voy a jugar a este juego,
he ganado tantas veces como he perdido,
sé como acaban todas las partidas,
acaban con verdades y medias mentiras.

Acaban antes de entender porque
ansiamos desproporcionadamente.

Yo no ansío,
desmenuzo mis sentimientos,
los pongo a precio de saldo
en el bazar del tiempo que no exige
una canción de Cohen una noche de Domingo.

Sé lo que digo.
Lo sé mejor que nunca.
La luna es estúpida. Se mantiene por inercia,
esférica, a una distancia exacta para recordarnos
que nunca se irá.

La distancia no lo cura todo. Nada cura esta vida
insufrible y angustiosa que finge, que recula,
que se exprime y vacila.

Nada cura un error , por pequeño que sea,
la herida siempre queda ahi, para recordarnos,
como la luna, que nunca se irá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario