Seguidores

14 junio 2011

SOLIDARIO

Hoy estaba sentado en el banco de un parque esperando una llamada. Allí habían unos niños que jugaban a serlo. Eran repelentes, se contradecian, gesticulaban sin miedo, gritaban, rodaban y compartian hormonas y olvido.


-Dejame el columpio a mi ahora un rato. Se solidario.- Dijo el niño con cara listo.

El otro negaba con la cabeza, y la mas pequeña, columpiandose en el de su talla, se quedó con la copla.
A grito pelado y mas de 10 veces gritó. -MAMA , QUE QUIERE DECIR SOLIDARIO.

La madre, ajena a todo, ignoraba a su hija con su pose de mujer cuarentona de parque de ciudad, con esas gafas de saldo, esa camisa hortera, el pelo cardado de peluquerías Loli pasaba de esa hija que forjó el amor.
-MAMA, QUE QUIERE DECIR SOLIDARIO.
Y la madre bostezaba, la ignoraba a sabiendas.

-MAMA , QUE QUIERE DECIR SOLIDARIO.
Al final la madre abrumada por la insistencia de su hija, tuvo que contestar ante mi atónita mirada.

-ES ESTAR SOLO.

Y la niña siguió columpiandose, rumiando la contestacion en su cabeza, asimilando que ser SOLIDARIO es estar SOLO.
Y aun me pregunto de que se extraña la gente cuando defiendo mi misantropía selectiva. Bastaba haber prestado un poco de atención señora y entender que ser solidario no es ser solitario, y que su niña un poco sola sí está.

5 comentarios:

  1. Muchos meses más tarde he decidido echar una mirada al antiguo blog y ver como estaba, no puedes imaginarte la ilusión que me ha echo que aun meses después de no escribir nada ver un comentario tuyo. Me has echo replanteármelo, a lo mejor vuelvo. Gracias :)

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, sigues genial, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Hay madres y madres...esa mujer si que estaba sola.
    Me ha gustado mucho el mensaje que has querido transmitir.
    Un saludo

    ResponderEliminar