Seguidores

24 septiembre 2011

No et rigues, que et xumbare.

En mi casa se oye el silencio. Umbroso silencio que repiquetea sobre la tumba de Federico.
Se rie, se abruma, me llama inconsciente.
Has jugado a ser director, dice. Y luego vuelve a su sueño eterno.
Asi que pasen cinco años es una obra onírica, cíclica, absurda,
terriblemente idiota, sobrevalorada e infame.
Es una pavada venida a menos. Sobre sus flores gotea la lluvia de septiembre.
Se exprime , la invade. Inundan de barro sus huesos.
He llegado hasta aqui, hasta donde otros no han llegado,
por llenar los oidos de otros de cultismos. De vagas disquisiciones. De ampulosas crónicas
rellenas y edulcaradas.
No finjas mas, desnudate en un túnel, donde la luz alumbre tu cuerpo blanco y huesudo.
Que mas da. Los gusanos daran cuenta de ello. Despierta a Yorick de una puta vez.
Aleja a esos fantasmas que te invanden. Deja de elucubrar. Explota. Grita.
Diles a todos la verdad. Joder. La puta y cruda verdad.
Llora sin miedo una vez mas, mira a todos a la cara. No tiembles ni juegues con tus manos,
no vendas una imagen equivocada. Eres tu, esos ojos verdes imperfectos,
que añoran únicamente un tablero desgastado sobre el que posar un alfil.
Eres tu una puerta que se abrirá,únicamente cuando encuentres la fuerza para llevarla mas allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario