Seguidores

26 septiembre 2011

Pero a lo mejor, ya no le quedaba nada en el corazón. Solo espero que encontrara algún lugar donde hallara un poquito de paz. Un lugar enclavado entre cedros y robles. A mitad de camino entre ninguna parte y el olvido. Aunque eso seguramente solo sea hacerse ilusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario