Seguidores

18 octubre 2011

tristeza

Ivan se enciende un porro tras otro. Tiene un nombre trasnochado, denostado y pueblerino.
De bar y carretera. Era un rockero gallego con un grupo como otro cualquiera. De pelo largo,
se frotaba en el escenario con un vino palero. Las chicas guapas le ignoraban en la barra.
Pero ese enjuto cuerpo no se resignaba. Él bien sabia que después de la tormenta siempre llega la calma.
Y se reinvento. Rompió como se debe romper cuando se quiere avanzar verdaderamente.
Cogió sus dramas en una maleta y compuso una obra maestra. Lo demas fueron reminiscencias de aquel
dolor que dejo de lado. Pero su huella ya esta impresa. En esos ojos que se inundan en sus escenarios
pidiendo viejas canciones. Él lo sabe, y es feliz. Se enciende otro porro, de esos que dicen que no le afectan.
Relame las ultimas gotas de la copa. Se sienta y sonríe. Las barras ya no estarán por mas tiempo vacías.

5 comentarios:

  1. "Cogió sus dramas en una maleta y compuso iuna obra maestra"

    ResponderEliminar
  2. Ivan, Ivan, Ivan...Conozco muchos, pero pocos son capaces de coger un micrófono de jugete y matarnos de amor con tres acordes. Ivan, Ivan, Ivan...salió de su mundo de PIRATAS, pero cada día es más pirata que el anterior.
    Increíble, increíble, increíble.

    ResponderEliminar
  3. Cuentame YA YA YA YA qué tal Supersubmarina y si te derritió con su Niebla?

    ResponderEliminar
  4. me hizo más feliz el dia de mi cumpleaños

    ResponderEliminar