Seguidores

16 octubre 2011

M.añana.

Aún huele a polvora,

a paella, a naranjo.

Aún sobre la acera

se derrite la cera

de otros años.

De procesiones inmortales,

sombras sin hábito sacerdotal.

Sobre tus ojos

Polock salpica sus pinturas,

inunda tus vacios de rojo.

America finge,

sus aduanas parecen de papel.

La gente duda,

pierde su orgullo sobre

las cintas.

En los cuadros de campos

de color, evidencian la plenitud,

no distinguen tema y fondo.

Que mas da ,

si mas alla de los bosques

que no pintaremos,

existen otros hombres

capaces de inundar nuestra

alma de verdadera luz.

De una plenitud que solo

existe en los sueños.

Que solo es capaz de imaginar

el hombre,

anclado en un tiempo

que no alcanza.

Que no comprende.

Que se le escapa.

Y no le perdona,

la futilidad, el vacio,

el desamor, la mentira,

la venganza.

Y llena sus manos

con objetos vanos,

que solo difuminan la

verdad.

No somos ni polvo

en el camino,

Ni un roce de lluvia

acariciando un asfalto

ardiendo.

El color no existe.

Ni la luz.

Ni los planetas.

Ni Dios ni el Universo.

Solo existe esta cama

angosta, de viernes.

De alcohol en tus pechos.

De vicio, de olvido.

De mierda.

Que mas da si gritamos

juntos.

Nadie podrá

perdonarnos mañana.

2 comentarios:

  1. ADORO ADORO ADORO ADORO
    como escribes ;)

    ResponderEliminar
  2. Dicen que el desamor es una buena fuente de inspiración...no se si será tu caso pero el poema está repleto de sentimiento, de vacio, de desamor.
    Suerte, mucha suerte!

    ResponderEliminar