Seguidores

25 octubre 2011

yo.

mis ojos,
mis ojos son mi fuente de vida,
mis ojos y mis manos,
mis ojos , mis manos y mis besos.
Mi espalda sin matices,
sin baches ni esperas.
Mis ojos, mis manos,
mis besos y mi espalda.
Mi cuello, mi cuello cuando
se yergue.
mis ojos, mis manos,
mis besos, mi espalda
sin matices , mi cuello erguido.
mis promesas, mis palabras,
mis tristes andares encorbados,
mis sonrisa discreta.
yo, joder, yo.
las razones por las que vivo,
y deseo, y ansío,
los motivos que me dan
el espiritu dormido que reposa
en ese marco de plata.
la noche no esconde las miserias
de los desheredados,
y si la fortuna no vuelve,
no podré culpar a la perdida
del talento que nunca tuve,
mis desgracias.
Sobre el tablero sonríen las damas,
y el rey se esconde,
se enroca acobardado,
todos sabemos cual
sera el funesto destino
de este juego de comparsa,
moriran los peones primero.
Los alfiles seran vendidos,
los caballos ejecutados,
y con mis escualidas torres
menguare sus defensas.
Todo se perdera en el ultimo
sacrificio,
ya se cual es el final de esta irremesible
historia de poderes,
ceder. Ceder siempre ante
la presion de lo inevitable.
Y se guarecen mis deseos,
la justicia poetica, dicen,
debe prevalecer,
y asi es.
Sobre mi cama,
ya sin luces,
se oira el llanto de una botella
arrastrandose en la plaza.
En ese preciso instante
tus orgamos derretiran
mis ojos,
romperan mis ventanas,
y heriran mi alma,
se desvanecera en el universo,
y guardaré de nuevo
en la caja estos deseos
inmortales de ser tuyo siempre,
volaré entonces sobre Jupiter,
anhelando que Dios se equivoque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario