Seguidores

04 noviembre 2011

Rosita del Estanc.

Su vida se apaga,
se oscurece su luz,
se marchita su mirada,
y siento frio.


Su casa son sus pucheros
y prontos,
su mano tejiendo,
su mesa camilla.

Iré a verla esta semana,
la abrazaré en la distancia,
rezaré tímido en la cama,
me pesaré en su báscula,
abriré su despensa de pastas,
y fingire que no pasa nada.
que todo esta bien,
y el tiempo no cambia.

1 comentario:

  1. El tiempo cambia, pero solo a aquellas personas que lo quieren. No se que haces pero me encanta cada una de tus palabras.
    Jijiji, me pillaste M, M y M. ¡Murcia! Pero solo estudio ahí :)

    ResponderEliminar