Seguidores

24 febrero 2012

TOXICOSMOS

Hoy he vuelto a escuchar toxicosmos. Y no he llorado porque si lo hago me escuecen tanto los ojos . Y llegamos al final de castillos de madera , de mercurio , de coral. Y aunque el cansancio pesa. Por favor, no nos hagas regresar. Los niños atendian a duras penas. Se acerca a mis oidos y hablan de lo que nos queda por pasar. Mi amiga Elena va camino de tener un hijo. Un hijo o una hija. Y nuestras vidas no volveran a ser las mismas. Y esta claro, los demás piensan igual. Y rezamos, para no volver jamás. A azahar y aquellas noches que me hablaban de Garcia Montero y la chica del pelo rubio que ahora vive en Terrasa. O los cines de verano que nos colaron por la puerta de atrás y vimos All about Eve..

Nada nos hará cambiar. Juanma volverá a brillar. En el limite del mal. Y australia parecera un recuerdo que no existió. Esos sueños que dudas si fueron realidad. Estoy tan abatido que ya no siento el dolor. Es como clavar un cuchillo en lo mas hondo del corazon.
Deberias saber que estas frases no son mias. Al menos la mitad de ellas. Pero no me preocupare en explicarte porque ni cuales.
Averigualo si alguno de mis dedos aun puedes seguir. Yo ya puedo dormir por las noches. Aunque se que la muerte no es el final. Y no lo es porque una vez estuvé mas allá. No me preguntes más.

Yo solo espero que todo sea como ayer. 7 de Enero de no recuerdo que año. Eso quiere decir que acaba de pasar la Navidad. Y tengo todavia el olor a turron entre mis manos. Y no es febrero. Ni se tiñe de ningun color numerado. O de caracteres ordenados.Es tarde. Ya nos vamos. Almudena Grandes habla con vehemencia pero escribe como dios. Un siesta despues de desayunar. ¿Sabes? A la orilla del mar, desnudo, y borracho. Esperando olvidar.

1 comentario:

  1. "Almudena Grandes habla con vehemencia pero escribe como dios." Y amén por ella. A algunos os hace hombres, a mí me sigue construyendo como mujer.
    Me pierden tus ojos verdes en esa foto, tenía que decirlo.
    Sigue contando atardeceres a la orilla del mar, por favor.

    ResponderEliminar