Seguidores

08 diciembre 2012

A veces las sombras lo inundan todo. Y no se puede hacer nada por remediarlo. Te inundan invisiblemente. Y tu, ajeno a todo, sigues en aquel viaje infinito en globo. Pero el mundo hay que pisarlo. El mundo hay que sentirlo. El mundo hay que afrontarlo. Y al final todas esas sombras acabaran saliendo por algún lado. Ahora es tiempo de dar. Ahora y siempre. Y no pasa nada si de vez en cuando no se da. Porque somos humanos. Y los humanos se equivocan. Y a veces lloramos cuando no es necesario. Y reímos forzados. Y no nos damos. Y mentimos. Esquivamos la verdad. Y seguimos como si nada. Nadie te exigirá lo contrario.
El problema viene después. El problema es hacerlo tantas veces. El problema es dejar que eso crezca. Que no se remedie a largo plazo. Que se refugie en lo mas hondo de ti. Que te cree dudas. Que sufras en silencio. Que esa angustia que agoniza en tu interior no escape. No se puede vivir asi. Tiene que haber un camino.
Pero no lo hay. No lo hay. Escapar no es la solución. Y una mentira mil veces repetidas es la mas triste verdad. No de todos los errores se aprende. Hay derrotas de las que no rehacerse.

1 comentario:

  1. "Porque somos humanos. Y los humanos se equivocan. Y a veces lloramos cuando no es necesario. Y reímos forzados. Y no nos damos. Y mentimos. Esquivamos la verdad. Y seguimos como si nada."

    Humanos por defecto.

    ResponderEliminar