Seguidores

31 mayo 2013

Beaulieu


Sin darme cuenta peino canas. Peino distancias. Peino recuerdos y lagrimas. Peino tus manos en la cama. Para algunas cosas me he hecho mayor. Al menos ese tipo de mayor en el que no me siento reflejado y arrastro como un fantasma que no se va. Es curioso como puedes convertirte en lo que nunca deseaste sin apenas darte cuenta. Es una metamorfosis lenta, que pasa desapercibida, y te va cubriendo anhelando la oportunidad de empujarte al espejo que refleje en lo que te has convertido. Sin darme cuenta peino canas, y son grises como grises tengo el alma por las noches cuando nadie me acompaña. No pedía tanto. Sigo sin hacerlo.

1 comentario: