Seguidores

03 junio 2017

Líquida.


Mi vida líquida.
Eso era.
La vida.
No el amor.
Ni el hambre.
La vida.
La vida.
La vida.
Tú, Garfunkel.
Si es que alguna vez,
hubo algo de eso.
Si lo miras bien,
todo se nos fue a la mierda.
Lo he dejado lleno de piedras,
que nos cubren de distancia.
Que pase el tiempo.
que se nos vaya el santo al cielo,
por querer,
ya ni te quiero.
Y si no es así,
lo omitiremos.

Y sigue la canción.
Pero la cambio.
La catastrofe fue inmensa.
Tú a Bailen.
Yo, yo a Vallfogona.
Ya no se aceptan más bromas.
Tú me hablas de colchones.
Yo te agobio con canciones.
De deseos miserables.
De una vida de desastres.
Sonarán todos los clásicos.
Y un quejido lastimoso.
Varios puntos de sutura.
Todos.
Todos los clichés de una ruptura.
Que mala memoria...


Seguimos.

Seguimos.

Y ahora compartimos noches.
Con el primero que pasa.
Con el primero.
Abrazamos las cucharas.
Abrazamos las putas cucharas.
Para ver si alguna encaja.


Seguimos.

Seguimos.

Tu eres Paul,
y yo soy Yoko.

Tu eres Simon,
yo Garfunkel.

Yo soy Simon,
Tú,
Tú Garfunkel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario